En QUI-CON nos dedicamos a la fabricación, venta y distribución de productos químicos de limpieza, desengrase y sanitización de cualquier área.

En esta oportunidad te explicamos cómo usar sosa cáustica para la limpieza del hogar.

Antes que nada, debes de saber que el hidróxido de sodio, conocido popularmente como sosa cáustica es de uso industrial, sin embargo, algunas personas suelen usarla como químico para la limpieza del hogar en forma de recetas caseras, lo cual debe realizarse con mucha precaución porque es un producto que, si entra en contacto con la piel la quema fácilmente y causa daños muy severos en ojos, por ello es indispensable usar gafas de seguridad y guantes de látex grueso al manipularla.


La sosa cáustica se usa para desengrasar cocinas, parrillas y estufas, además funciona como un descalcificador. La forma común de limpiar objetos con mucho cochambre (grasa quemada y residuos) es sumergirlos en una solución de 200 gramos de sosa cáustica en 4 litros de agua durante 6 a 8 horas. Recuerda siempre agregar la sosa al agua y no al revés porque la reacción es peligrosa.